Pese a la tecnología, juguetes de madera se niegan a desaparecer

Lunes, 13 Enero 2020 21:14 Escrito por 
Pese a la tecnología, juguetes de madera se niegan a desaparecer Jaime Arriaga

San Antonio la Isla, Méx.- Víctor López, maestro artesano del municipio de San Antonio La Isla, destacó que los juguetes artesanales desafortunadamente sufren de competencia desleal debido a la preferencia que los niños muestran hacia los dispositivos móviles y el poco interés hacia los juguetes de madera tradicionales.
Con 61 años de edad, el señor Víctor comentó que, a pesar del auge de este tipo de aparatos, las artesanías se venden en un aproximado de un 50 por ciento, sin embargo, los clientes son casi los mismos y el mercado es muy reducido.
Platicó que en lo que se refiere a los juguetes, actualmente los padres de familia prefieren regalar celulares a los pequeños, en lugar de un yoyo, balero o trompo, los cuales, tendrían más entretenidos a los niños y en movimiento, además de que invertirían menores cantidades en un obsequio de este tipo pues por un teléfono pagan hasta 3 hasta mil pesos, cantidades que no se comparan con los 50 pesos de un balero.
El artesano mexiquense, precisó que en un día puede elaborar hasta 100 juguetes, que van desde el tornear y pintar la pieza, la cual, gracias a su habilidad puede hacerlo en escasos 10 minutos para tenerlo pintado en 1 hora mientras seca la pintura.
Reconoció que la competencia desleal es una de las tantas preocupaciones que tiene este sector, el cual, cada vez requiere de más apoyo tanto del gobierno como de las empresas para ayudar a promover la compra de juguetes de madera.
“A veces no es justo que todos seamos artesanos y nos tengamos que valer por nuestros propios medios para vender lo que hacemos”, mencionó.
Comentó que lo que más le piden son trompos, baleros, pirinolas, que son los juguetes más tradicionales, artículos que los fabrican de acuerdo a los pedidos que les hacen, pero sus clientes siguen siendo los mismos, “como nos compran por mayoreo pues ahí vamos saliendo”.
En comparación con los aparatos electrónicos, los juguetes de madera tienen una duración de al menos 15 años y esto, con uso rudo, sino pueden seguir con muchos años de vida.
Indicó que, dadas las condiciones de convivencia actuales, es urgente promover la cultura familiar, de compartir momentos y activarse sanamente, de dejar a un lado el celular para devolver el sentido de unión a través del juego sano e interactivo que hasta hace unos años se tenía, reconoció.

 

Laura Velásquez Ramírez

Pasante de la Licenciatura en Comunicación con pre- especialidad en Publicidad por el Instituto Universitario Franco Inglés de México.

Colaboradora en diversos medios de comunicación impresos.