Publicado en Deportes

Venció “El Pivi” Romero y defendió con éxito su corona

Lunes, 30 Noviembre 2020 20:35 Escrito por 

Ciudad de México.- Fue un gran fin de semana para los amantes del boxeo, las futuras promesas del deporte de los “guantes rojos” estuvieron al filo de las butacas con los enfrentamientos que tuvieron lugar en el “Templo de TUDN”, donde el invicto Juan Pablo “Pivi” Romero, y el noqueador Bryan “Destructor” Mercado hicieron valer sus condiciones en los duelos estelares, obteniendo valiosos triunfos.
En la espectacular función, el olímpico mexicano Juan Pablo “Pivi” Romero defendió exitosamente la corona FECARBOX de los superligeros al vencer de principio a fin al noqueador tamaulipeco Sergio “Tama” Torres, que se vio nulificado por la movilidad del “Pivi”.
El mayor alcance de Romero Marín fue la clave a lo largo del combate, pese a la guardia zurda del tamaulipeco, que en un inicio complicó al de Villa del Carbón, Estado de México.
De a poco el “Pivi” fue ganando en confianza y dominó con su educada mano izquierda a Sergio que apostó por el contragolpe y en algunas ocasiones logró conectar el rostro de Romero Marín que no dejaba golpe sin respuesta para mantenerse liderando las tarjetas de los jueces a lo largo de toda la pelea.
Tras diez episodios, el Sargento segundo del Ejército Mexicano, obtuvo aplastante decisión unánime con totales de 100-91, 100-90 y 100-91; reteniendo el título de las 140 libras y llegando a 13 triunfos en el boxeo rentado, con 9 de ellos por la vía rápida.
En una auténtica guerra en peso supergallo, Bryan “Destructor” Mercado se impuso con totales 77-76, 77-76 y 78-74 tras ocho intensos episodios de intercambio de metralla frente a Alejandro 'Conejo' González que vendió muy cara la derrota.
La potente pegada de González fue un crucigrama difícil de descifrar para Mercado Vázquez, que tuvo que emplearse a fondo y sacar a relucir lo más pesado de su artillería para contrarrestar al impetuoso 'Conejo'
El ex seleccionado nacional Eduardo Martínez conservó su invicto tras dominar desde su guardia zurda al impetuoso Víctor Hernández en guerra civil capitalina, en la que marcó diferencia con su poderosa zurda, provocando que el referee Laurentino Ramírez detuviera el combate en el quinto asalto, cuando el dominio de Martínez era abrumador.