Publicado en Columnas

NEOLIBERALISMO EN LATINOAMERICA

Lunes, 18 Noviembre 2019 21:20 Escrito por 

Agradezco sus comentarios a través del correo. Y con relación a la mejor forma de cómo entender lo que es el tan llevado y traído Neoliberalismo en los últimos años, quiero considerar sus preguntas y aquí las respuestas.
El Neoliberalismo como tal refiere la nueva liberación, es un sistema económico - político que en su primaria esencia serviría para evitar descalabros que pudieran perjudicar la economía de un país y en consecuencia a la industria y los empresarios. Ello, a raíz de la gran depresión mundial de los años 30, que luego surge como una idea sistémica para limitar las actividades del Estado en las actividades jurídicas y económicas.
Sin embargo, éste sistema tiene varias vertientes: políticas, económicas y sociales. Y el que nos ocupa en la actualidad, está más relacionado con el imperialismo del nuevo orden mundial, denominado “Neoliberalismo Tecnocrático”. Los recalcitrantes quieren y apoyan una liberación económica, el libre comercio y una gran reducción del gasto público.
Pero, ¿entonces en donde está lo malo y donde lo bueno del Neoliberalismo? que es justo lo que confunde al grueso de la población, llámense clases económicas y sociales, incluso el sector universitario. Lo bueno, es que pudiera existir congruencia financiera y proteger a la sociedad en su conjunto. Pero lo malo surge al tratar de reducir la intervención del Estado y querer colocar la economía, solo en favor de la iniciativa privada. Porque si bien es cierto que un país debe ser de libre empresa, es para tener una salvedad en el fluir del dinero y en la sana circulación del mismo, sin que ni los gobiernos fascistas, ni los sistemas imperialistas, dominen por causa del mismo. Ahí es donde la democracia quiere sentar sus reales y favorecer a los sectores laborales, públicos y empresariales. Pero nadie quiere ceder terreno en favor de otros que no sea el propio. En nuestro país, la política de López Obrador si está encaminada a favorecer a la población, desafortunadamente es una actividad que lleva tiempo, disgustos y confusiones.
Pesa mucho para los capitalistas económicos el pagar impuestos, derivados de las enormes ganancias en un mal aplicado sistema democrático. La enorme corrupción del sector público, que además ha sido promovida por la desmedida ambición del mismo sector privado, ya que al perderse la libre competencia, han provocado que las altas autoridades se hayan vendido al mejor postor, traicionando incluso a la patria. De todo ello se han valido los países más poderosos y hasta el crimen organizado. Un ejemplo, fueron las reformas económicas del país Chileno, luego del golpe de Estado a Don Salvador Allende, promovido por los Estados Unidos a través de la inclusión de los Chicago Boys a sus universidades, para provocar en ese momento caos y nuevo orden, como así les sucedió. Y hoy ya vemos a Bolivia envuelta en un caos.
En México el principio del Neoliberalismo inicia con la venta de paraestatales, a la iniciativa privada por parte de Carlos Salinas de Gortari, así como la reprivatización de la banca nacional. Quien por venganza puso a flotar el peso, no sin antes haber comprado con dinero del pueblo miles de millones de dólares a menos de tres pesos y que luego estuvo desesperadamente lavándolos entre sus compinches políticos y empresarios que tenía a modo.
Y bueno, a raíz de toda esta historia ya podemos entender mejor que el Neoliberalismo actual, lo que busca es imponer su sistema imperialista, robar la riqueza de los países subdesarrollados, que no se implante el socialismo en Latinoamérica, sobre todo que México, Bolivia, Ecuador, El Salvador y recientemente Argentina están despertando su conciencia hacia su nacionalismo; y lograr recuperar su soberanía al ir expulsando a los corruptos sentados en el poder por decenas de años.
Por su parte Chile seguirá con sus problemas políticos y sociales hasta que logren derrocar al gobierno de Piñeira y a Brasil le esperan días muy difíciles con la política vendida a USA por parte de Bolsonaro, quien como Trump son los anticristos del mundo.
Vienen muchas acciones políticas internas y externas que ya comentaremos aquí en TU ESPACIO DE PODER. Saludos.

Visto 362 veces
Valora este artículo
(0 votos)