Publicado en Columnas

VERANO

Lunes, 17 Junio 2019 22:07 Escrito por 

Bienvenido sea el verano. A los que nos gusta la estación estival ya estábamos deseando de que llegara y por fin está aquí. El próximo viernes daremos la bienvenida a la nueva estación como se merece: Celebrando, a su vez, el día de la música. Decía Nietzsche que sin ésta la vida sería un error. Algo que comparto con el filósofo alemán. La música siempre me acompaña allá donde vaya. Ella ha puesto banda sonora a cada instante de mi vida. No me defino por un estilo en concreto porque cada uno tiene su momento. Además, “la música expresa aquello que no puede decirse con palabras pero no puede permanecer en silencio” como dijo Víctor Hugo. ¿A quién no le ha pasado alguna vez que una canción habla por nosotros mismos? Ahora es la época de buscar la canción del verano. Aún es pronto para saber cuál será la elegida, aunque, si bien es cierto, cada uno tendremos la nuestra. La elegida será aquella que escuchándola una sola vez no nos la podamos quitar de la cabeza. Creo que voy conociendo cuál es la mía pero aún es pronto para desvelarla, demos tiempo al tiempo, porque quizás en agosto coincidamos aunque estemos a más de nueve mil kilómetros de distancia…
Continuamos con lo que nos trae el verano. Con él llega la famosa noche de San Juan. Una noche especial, llena de rituales. Se trata de disfrutar del día más largo y la noche más corta. Esta fecha es especial en Alicante porque celebran sus fiestas patronales y aunque por todo el territorio español se encienden hogueras, en esta ocasión me centraré en las playas de Levante porque fue allí donde por primera vez, hace muchos años, salté mi primera hoguera. A los malos augurios hay que alejarlos y se crea o no, lo importante es pasar y disfrutar de esta noche en compañía de las personas a las que quieres. Si hablamos de fiestas es bueno tener a mano el santoral porque después viene San Pedro y San Pablo, San Fermín, Santiago… ¡Qué cosas nos trae el verano!
No hay que olvidar las temidas olas de calor que tanto asustan a los que no les gusta que suba el termómetro en exceso. Si hubiesen vivido en Toluca no tendrían problemas para aclimatarse a lo que fuera necesario… Pero bueno es lo que toca porque luego en invierno lo echaremos de menos, por que ¿quién no se acuerda de los chiringuitos y las terrazas cuando los termómetros se desploman?
Los chiringuitos que no tienen temporalidad son los relacionados con la política. La llegada de la estación estival también nos trae nuevos alcaldes en las localidades españolas. Todos los ojos estaban puestos en el de Madrid y Barcelona. El primero, gracias al pacto in extremis del Partido Popular, Ciudadanos y Vox ha hecho que Almeida (PP) tenga la vara de mando en la capital. En cambio, en la Ciudad Condal repetirá Ada Colau. Su primera medida ha sido volver a colgar del balcón el problemático lazo amarillo… y esto no ha hecho más que empezar. ¿Qué nos depararán los próximos cuatro años? Esta es la cuestión. Una posible respuesta puede venir de los juguetes porque ellos nos han dado grandes lecciones. Me refiero a los de Toy Story que vuelven a la cartelera. En este caso, y dada la ocasión, me quedo con la frase del vaquero Woody: “Vamos a escaparnos de aquí” o la de Buzz Lightyear: “Te estás burlando de mí, ¿no es así?”
Ahora lo que importa es pensar cómo convertir el verano en un recuerdo inolvidable, en otoño todo se verá…

 

Visto 750 veces
Valora este artículo
(0 votos)