Publicado en Columnas

RONDA DE CONTACTOS

Lunes, 10 Junio 2019 21:31 Escrito por 

Todo llega a quien sabe esperar dice el refranero español. Y por fin estamos en la recta final. Hace tiempo que tengo marcado en el calendario el 15 de junio y no lo digo, precisamente porque ése sea el día en el que se constituyan los Ayuntamientos, sino porque ese día se celebra en Madrid el concierto de Alejandro Sanz. La Gira ya está aquí. De la elección del sitio poca queja se puede hacer porque el Metropolitano para los que tenemos corazón rojiblanco es especial. Allí sus fans esperan un espectáculo de los que marcan un antes y un después y aunque todavía quedan días la cuenta atrás está llegando a su recta final. La espera se acaba y la ilusión va creciendo. A esa cita no acudiré sola. Iré con mis fieles compañeras de conciertos, las cuales, también son colchoneras. Aún desconozco cuál será el plan para ese día pero no cabe la menor duda de que emulando a los políticos, haremos una ronda de contactos. Menos mal, que nosotras lo tenemos mucho más fácil para ponernos de acuerdo. Nuestro objetivo es pasarlo bien.
No sé si se lo han pasado bien los diferentes líderes políticos en las negociaciones para formar gobierno. La situación que surgió de las urnas dejaba en evidencia que estaban condenados a entenderse. Ahora bien, es un ni contigo ni sin ti. Ciudadanos tiene como socio prioritario al PP, no se sentará con VOX. Abascal no acepta el chantaje de Rivera y dice que gobierne el PP en solitario. PP y Ciudadanos no suman. El PSOE también quiere gobernar abriendo ronda de reuniones. Qué tendrá el poder que todos lo quieren. Eso sí, sabias palabras las que pronunció el escritor francés, Denis Diderot: “Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa ponerlas cosas bajo su control”. No le falta razón… Mientras unos están intentando gobernar en los ayuntamientos y las comunidades autónomas, otro intenta quedarse en Moncloa.
Ser o no ser presidente es lo que tiene que negociar Pedro Sánchez, después de que el Rey, Felipe VI, le encomendara formar Gobierno, pero lo más importante es a qué precio. Muy mal se le tiene que dar para no llegar a acuerdos. La incógnita es con quién los hará. Unos candidatos son más populares que otros, pero eso no significa que tenga el apoyo de la ciudadanía. La sombra del juicio del procés es alargada y más aún desde que los fiscales lo calificaron en su alegato final como “Golpe de Estado con medios violentos”. Sánchez necesita tener más síes que no es en la segunda votación del debate de investidura ya que la posibilidad de tener mayoría absoluta en la primera vuelta es más que improbable. Pero hasta que esto llegue seguiremos viviendo un día a día lleno de titulares con futuribles situaciones pero solo el tiempo nos mostrará la realidad a la que se enfrentará nuestro país. En fin, parafraseando a Torrente Ballester: “El poder más peligroso es el del que manda pero no gobierna”.

Visto 551 veces
Valora este artículo
(0 votos)