Publicado en Columnas

“Todo tiene su precio y nunca conocerás la verdadera felicidad si te rindes sin quiera hacer un esfuerzo”

Lunes, 03 Enero 2022 18:33 Escrito por 

La “China” me dijo que este mes será de alta efervescencia y álgido, que tenga calma, paciencia y que no claudique, que siga enfocándome en la incansable búsqueda de la felicidad y que, mantenga firme mis convicciones para poder lograr todas aquellas cosas, situaciones y realidades que dan bienestar, que una vez transcurridos los días iniciales de este 2022, comenzará una danza excepcional para trascender, y es justamente en estas letras donde quiero abonar algo a todos ustedes que nos han acompañado a lo largo de los años en El Valle, en mi casa editorial y que gracias a todos hemos podido ser considerados como referentes no solo a nivel estatal sino internacional, motivo que me da mucho orgullo y satisfacción, empero las cosas deben asumirse como retos verdaderos y como valores de construcción de sueños y no precisamente aquellos fantasiosos, sino de esos que hasta de pronto representan un deja vú que te obliga a surcan las fibras más sensible de tu ser para buscar y hallar esos impulsos para que se logren.

Y para que lo anterior surta efecto, debemos enfocarnos en el o los objetivos, ser tenaz y no caerse, más bien, persistir sin dañar, sin lastimar y lo más efectivo: con franqueza, luego entonces con dichas herramientas puede sucumbir cualquier obstáculo y el logro, incluso, puede ser más dichoso y frondoso, o al menos eso han dicho y la claridad es la que se obtiene algo mejor, de eso no hay duda, solo falta que pongamos manos a la obra, que dicho sea de paso, a veces y muy a menudo suele ser muy escabroso el camino pero aunque tarde y al menos se tenga un mínimo de esperanza quiere decir que sí se puede.

Ahora bien, los cambios traen consigo un proceso de adaptación y entendimiento, es decir, el conocimiento pasa por varias áreas para dar el siguiente y continúo paso, tampoco hay que ser como el “Borras” más bien llega el momento en que deben colocarse muchas cosas en una balanza y aspirar a seguir para salir airoso, esto es lo único que no puede detenerte ni derrotarte, hacerlo antes de tiempo es como perder aquella aguja en el pajar pero aún incluso ésta sí aparece aunque tarde muchísimo tiempo, pero aparece.

Así pues, en este inicio de 2022 todos volvemos a la sinergia de los deseos, anhelos, aspiraciones y más, unos con cuentas pendientes y otros con renovadas ideas pero al final del arcoíris existe la oportunidad de continuar, sin embargo esto no es ni sería posible si no contáramos con salud en todos los rubros, entonces es imperativo que acuñemos más nuestro cuidado personal y breguemos para que, en solitario y/o en grupos y familias no nos rindamos y multipliquemos esfuerzos para continuar en pie de lucha. El escenario para este incipiente año es de mucha incertidumbre, se tejen historias a diario, desde las más terroríficas hasta las más devastadoras por lo que es sumamente necesario que también cuidemos esa salud mental que tanto ha sido trastocada y que pocos le damos atención. Es momento urgente de crear un vínculo entre toda la estructura del individuo para seguirse cuidando y cuidar a los demás, la neta que cuando hacemos un balance y ajuste de la transición de los años -el viejo y el nuevo- debemos estar conscientes de que este quien escribe y ustedes que me distinguen con seguirme, somos privilegiados y hasta tocados por la deidad en la que crean porque seguimos acá, en contacto, cada uno de nosotros tenemos diversas maneras de pensar, sentir y actuar, pero seguimos! Entonces hay que redoblar el esfuerzo diario y como lo señalo líneas arriba no agacharse ni derrotarse. Es cierto que los mentados NO hacen mella en la estructura, pero si se transforman en los SI, entonces somos el resultado de esos sueños que tanto queremos y a los que aspiramos a hacerlos realidad. Pero, ¿y qué tiene que ver esto con el deporte? Pues absolutamente todo, porque esta cultura de ganadores viene desde tiempos ancestrales en donde se nos indicaba que el más fuerte, el más preparado y el más inteligente, eran los ganadores y al paso de los años hemos visto cómo esta idea se perdió en el camino dando paso a la evolución del deporte en general y su aplicación. Hoy para ser campeón en cualquier disciplina hay que estar vivo, luchar y tratar de conseguirlo, asumir con rectitud la preparación física y mental, asumir la comunión de la unidad en grupos y aceptar humildemente que siempre hay alguien mejor que uno, pero eso no quiere decir que sea malo, por el contrario, insisto, si sumamos ¡ganamos!

Comienza un largo camino en todos los frentes deportivos y de la vida misma, se abre la oportunidad de ser testigos del cambio generacional de atletas y deportistas; el deporte alienta a todo el mundo, así que más allá de temas y frases trilladas, solamente pido para ti y tu familia: un mundo, un México, un Edomex, una Toluca, un deporte, una cultura física, pero sobre todo ¡una salud del tamaño de tus sueños y anhelos!

Pásenla bien

Visto 501 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Pedro Eric Fuentes López

Lic. en Ciencias de la Comunicación por la UAEMEX

Maestro en Gestión Deportiva por la Universidad De LaSalle

Periodista Deportivo en Mexiquense T.V.

Colaborador en diferentes medios