Publicado en Columnas

¿Se viene una inflación?

Martes, 19 Octubre 2021 20:26 Escrito por 

Pensemos que usted amable lector, cuenta con un negocio que va prosperando, lo que significa que se va ganando su buena lanita, y con tal de pagar menos de luz, por ahorrarse un dinero y que su producto pueda estar a menor costo y sea atractivo al cliente, decide invertir en su negocio y lo equipar con celdas solares que prometen pagarse solas, pues lo que se invierte hoy, se dejará de pagar en recibos de luz en los años subsecuentes..
Así se juntan algunas empresas; unas para otorgar el servicio de luz y otras para pedirlo. A esto le llama la 4T “el robo a los mexicanos” o “que nos han quitado la luz”. Cuando no están quitándole luz a nadie y lo único que hacen es no consumir un producto que tiene un sustituto más barato, cosa que tooodos hacemos.
La reforma energética pretende obligar a las empresas a que paguen luz a CFE, sin embargo, la luz de CFE es más cara que la que ellos, o cualquiera, pudiera producir en su casa con un generador, o con unos paneles solares comprados. La CFE produce energía eléctrica casi únicamente a través de la quema de hidrocarburos (combustóleo, gasolina, carbón) y por tanto es poco eficiente, cara y daña el medio ambiente.
Creo que todos entendemos que, dentro de nuestras casas o nuestras propiedades, nadie puede ser molestado, es decir, todos podemos hacer lo que queramos en nuestra casa, mientras sea lícito, claro. Así pues, si no quiero pagar luz porque prefiero las velas o porque soy autosuficiente, resulta que con la reforma pretendida, eso no podrá ser.
Ahora bien, las empresas tienen gastos que son absorbidos por sus ganancias. Dentro de estos gastos de operación se encuentra el pago de luz. Si se incrementa la luz será digamos, un incremento a su gasto y eso significa dos cosas: o se vuelve improductiva la empresa y se cierra, o ese costo lo paga el consumidor (por lo menos la mayor parte).
Así que no hay esquema dentro de esta Reforma Eléctrica, donde el consumidor gane o deje de perder. La elasticidad de la demanda de luz indica que no importa cuánto cueste la luz, una empresa seguirá consumiendo lo mismo de luz; no importa lo cueste la luz, una casa seguirá consumiendo lo necesario; eso entonces significa que esa alza de precio va casi directamente al bolsillo del consumidor.
Los negocios que ocupen menos luz son los que se quedarán sin cambios, pero todo lo que necesite estar frío, procesado o calentado, eso sin duda empezará a subir.
Hace unos meses fue el huachicol, el objeto del combate de la 4T y no resultó más que en desabasto, nunca bajó la gasolina (solo por la sobre producción). ¿cuántos detuvieron por el huachicol, cuántos encarcelados?
Hoy es una afrenta en contra de algunos empresarios “leoninos” supuestamente en favor de los ciudadanos ¿cuál es beneficio, cuánto vamos a ahorrarnos, cuándo dejó de ser nuestra la luz, cuándo fue nuestra?
Todas estas son interrogantes que se perderán en discursos vagos y simplistas que lo único que hacen es confundir y desinformar. Las personas en general, no sabemos sobre economía, pero entendemos que si al dueño del negocio le sale más caro producir algo, simplemente va a subirlo de precio para que sigan saliendo las cuentas. Así de sencillo.

 

Visto 278 veces
Valora este artículo
(0 votos)