Publicado en Columnas

Feminismo ¿puro o desvirtuado?

Martes, 09 Marzo 2021 20:46 Escrito por 

Parece que se trata de una decisión como tomar café con o sin azúcar, pero la con circunstancias actuales se ha desvanecido la idea original del feminismo porque existen diversas corrientes y porques de las manifestaciones hechas por las mujeres el pasado lunes 8 de marzo en el día internacional de la mujer.
Entendamos que el feminismo es una ideología que revindica o busca colocar a la mujer en el papel preponderante como un ente social con las mismas cualidades, oportunidades y aportaciones sociales que hace el hombre, es decir, que de alguna forma está a favor de la igualdad de los géneros.
Ahora bien, las manifestaciones que se han dado en los últimos años, como la del pasado lunes no son feminismo. La doctrina, la ideología que trata de sublimar a la mujer sobre el hombre se llama hembrismo, es decir, el machismo es el contradictorio del hembrismo y el feminismo está a la mitad, buscando no solo la igualdad sino la paridad de oportunidades de los géneros.
Muchas mujeres me han expresado la idea de que el vandalismo es el señalamiento de un problema que no se ha resuelto por parte de las autoridades que no lo atienden, sin embargo no comulgo con esa idea debido a que sigue siendo intimidación y la violencia genera violencia. No puedes exigir derechos y aplastar otros. Afortunadamente ahora en este día de la mujer, muchas han expresado su repudio a estas manifestaciones de falso feminismo, porque están (y me sumo), en contra del machismo y a favor del feminismo, pero no del hembrismo, del vandalismo o cualquier otro tipo de violencia, incluso a esa clase violenta de ejercer el feminismo.
Este feminismo de choque no es el mismo feminismo de ideales puros de igualdad, sino se trata de un afrenta política, generalizada, que se usa solo para agrandar el error social y gubernamental, en lugar de buscar lazos de consenso y comunicación.
Antes y ahora, es una pena que algunas manifestaciones con ideales importantes, se corrompan por la política o sucumban ante la violencia para perseverar la idea. El gobierno debe detener siempre los actos vandálicos, por muy legítima la exigencia. Siempre se predica con el ejemplo que es avasallador. Esa es la diferencia entre Hitler y Gandhi.
Me despido con un poema de mi Maestro Juan Labra, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer:
A la mujer.
La grandiosidad que encierra la palabra mujer tiene su raigambre en la esencia del género humano, en el procrear, en el amamantar, en el cuidar, en el formar a los hijos como seres pensantes con patrones culturales que ingresen en forma ascendente al campo del estudio de la ciencia y la cultura dentro de la investigación de la tecnología y la cibernética en la conservación de la especie humana potenciados en múltiples sociedades y con múltiples ideologías donde el hombre producto de la mujer tiene movilidad en dos vertientes; por necesidades y por intereses; y así como por generaciones desde la aparición del hombre.
La mujer es belleza es hermosura, es caudal de abnegación, sentimientos, pasiones ilusiones en el camino arduo de la dinámica social, familiar y estudiantil.
La mujer es la más profunda inspiración del hombre; para admirar valorar y cuantificar, todas las virtudes todas las bellezas internas y externas que adornan el alma, el corazón y el cuerpo.
La mujer es el sello distintivo del amor.
La mujer es la alfa y la omega de la evolución genética de la multiculturalización, etnocracia y pigmentocracia de las razas y clases.
La mujer, es el todo de la especie humana.
La mujer es inigualable e incomparable en la vida de la vida. La mujer es la bandera única de la humanidad, la mujer es la piedra angular del seno de la familia, la mujer es espejo de vida, es pensamiento amoroso, es caricia palpitante, es lo enorme de lo enorme, es amor eterno del corazón.
J.L.C.

 

 

 

Visto 514 veces
Valora este artículo
(0 votos)