Publicado en Columnas

GRILLANDO

Lunes, 18 Enero 2021 20:03 Escrito por 

Recuerdo cuando en mi querida Toluca los niños podíamos salir a caminar y a jugar sin ningún problema pues dentro de todo nuestra ciudad y país era seguro, algo muy diferente a lo que vivimos ahora donde lejos de disminuir la violencia va en aumento de una manera preocupante, un pendiente del gobierno federal que en su momento se comprometió a controlar para no vivir lo que estamos viendo. Tan solo estos días vimos como masacraron a nueve personas en un velorio de Guanajuato, el asesinato de cinco individuos en la Ciudad de México, como torturaron y asesinaron a doce personas en Veracruz o como aparecieron cuatro asesinados en La Marquesa, todo esto en un lapso de tres días y que son solo ejemplos de algo que vemos en casi todo el país. México no puede seguir registrando un promedio de cien muertos diarios por violencia pues esto nos habla de una nación que pareciera vive en guerra y donde nadie está seguro pues pareciera que las mafias criminales tienen el poder y el control. Si bien es cierto, la pandemia se ha robado la atención de los medios de comunicación, no podemos dejar de lado el tema que más nos lacera y que precisamente es el de la inseguridad, la violencia, los secuestros y los asesinatos, delitos que hablan de la fragilidad de nuestro Estado de Derecho y la inoperancia de una autoridad que lejos de controlar ha tolerado que siga en aumento este negativo fenómeno social. Así que ojalá el Gobierno Federal, los estatales y los municipales no sigan minimizando la ola de violencia que se vive en México, no cuando le cuesta la vida a decenas de personas todos los días dejando una estela de sufrimiento y dolor para miles de mexicanos que imponentes ven como el crimen organizado hace de las suyas y las autoridades no hacen nada para garantizar nuestro derecho constitucional a la seguridad y a vivir tranquilamente………………………….. LA GRÁFICA DE HOY es del fotógrafo JAIME ARRIAGA y refleja una preocupación que en estas épocas de pandemia ha sido constante y que es la de conseguir oxígeno para los pacientes de COVID-19. La tarea no es fácil y muchas personas del Valle de Toluca han batallado para encontrar este elemento fundamental para que los enfermos puedan respirar, sin embargo, se han encontrado con largas filas, malos tratos y principalmente precios excesivos donde ni la mano de PROFECO ha podido controlar los abusos. Y es que no solo es el oxígeno, sino las medicinas, los hospitales privados y todo aquello que hoy ha subido de precio de manera exagerada por culpa del virus y principalmente de la gente que está lucrando con la desgracia que se vive en el mundo. Entiendo la Ley de la oferta y la demanda, pero definitivamente no la entiendo cuando de por medio está salud y la vida de las personas, miles de mexicanos que han perdido la vida porque no tuvieron para oxígeno, medicinas y mucho menos una hospitalización digna pues sabemos que estar en estas condiciones en un hospital público es prácticamente firmar un pacto con la muerte. Así que veamos si las autoridades federales, estatales y municipales ponen orden para que aquellos que están lucrando con la desgracia le paren un poco pues no se vale que la gente esté muriendo porque prácticamente no alcanza para el tratamiento de los enfermos, inclusive para aquellos que están en casa………………………….. Y VA DE CUENTO Un político y candidato electoral no muy querido en tierras mexiquenses de nombre PEDRO CABRERA va en carretera con su chófer de un pueblo a otro cuando súbitamente apareció un cerdo al cual sin poder evitarlo atropellaron y mataron. CABRERA le dijo a su chófer: Localiza la granja a la que pertenece y explícale al dueño lo sucedido. Tres horas más tarde, regresa su chófer tambaleándose, con una botella de vino en la mano y una caja de puros habanos en la otra; además del cabello y la ropa totalmente desarreglados. - ¿Qué ha pasado? - Preguntó el candidato. A lo que le responde el chofer: Bueno..., el granjero dueño del cerdo me regaló esta botella de vino, los habanos y su hermosa hija me beso de manera salvaje. Contrariado el político le pregunta: ¡Po´s, po´s... ¿qué les dijiste?! - Les dije: ¡Soy el chófer de PEDRO CABRERA y acabo de matar al cerdo!.……...….….……………. HASTA mañana con más GRILLANDO. Comentarios en Twitter en @pepenader y en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 GRILLANDO 18 01 21

Visto 336 veces
Valora este artículo
(0 votos)
José Elías Nader Mata

Lic. José Elías Nader Mata. 
Director General del periódico El Valle. 
Licenciado en Derecho y Periodismo. 
Especialidades en Comunicación y Mercadotecnia Electoral. 
Académico de la UAEM.
Colaborador de otros medios como Ultra Radio, Quadratín y “Comentando el Futbol” en Univisión TDN y Estadio W, entre otros.

Lo último de José Elías Nader Mata