Publicado en Columnas

GRILLANDO

Jueves, 19 Noviembre 2020 20:38 Escrito por 

El ex Secretario de la Defensa Nacional SALVADOR CIENFUEGOS ya está disfrutando del rico clima otoñal de México, lo anterior, después de que arribó procedente de Estados Unidos al Aeropuerto Internacional de Toluca, algo que ha generado que se especule sobre la presión que altos mandos militares de la SEDENA hicieron a la propia DEA y al gobierno mexicano. Y es que, tan solo hay que analizar que muchos de los militares más cercanos a CIENFUEGOS son los que actualmente mueven los hilos de las fuerzas castrenses, un círculo vicioso en el que al final quien pierde es el pueblo pues seguiremos viviendo en la tierra donde el crimen organizado encuentra en las propias autoridades a sus propios aliados. Recuerdo que cuando viví en la Ciudad de México e iba a los scouts nos prestaban las pistas comandos de diferentes espacios militares y entrar a los mismos era un honor enorme, de hecho, como adolescente me imponía cuando los soldados nos recibían y explicaban cómo teníamos que utilizar las instalaciones, una disciplina feroz pero oportuna para que las nuevas generaciones entendiéramos valores como el respeto, el orden, el honor, la lealtad y el amor por México. Desafortunadamente un sector de las fuerzas militares lejos de enarbolar esos valores hizo todo lo contrario y de la mano de la codicia provocada por lo que el narcotráfico les daba provocaron que día con día el crimen organizado se convirtiera en un monstruo difícil de controlar y que ha lastimado a nuestro país en lo más profundo del tejido social. Cuando detuvieron al general CIENFUEGOS de inmediato me acordé de las cifras rojas y trágicas en el gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO, aquellas que dejaron más de 125 mil asesinatos violentos y más de 13 mil desaparecidos, lo anterior gracias a la inoperancia, corrupción y complicidad de aquellos que debían garantizar la paz y la seguridad, es decir, las autoridades, el Ejército que comandaba el general CIENFUEGOS y los cuerpos policíacos. Así que ni hablar, aunque el actual gobierno prometa una lucha contra la corrupción pareciera que los intereses de los malos siguen pesando más que la fuerza del pueblo trabajador y honesto, algo que algún día deberá cambiar o México se seguirá hundiendo en un abismo del que cada día será más complicado salir………………………….. LA GRÁFICA DE HOY es de lo que he venido hablando desde hace tiempo, gente gandalla que hace uso de la vía pública sin respetar los señalamientos, a las demás personas y afectando notablemente la movilidad. Este vehículo Volkswagen, junto con otra camioneta gris, han tomado el boulevard Sor Juana Inés de la Cruz esquina con Heriberto Enríquez, como estacionamiento público, lo anterior invadiendo la ciclopista, algo que está prohibido, sin embargo, como no hay autoridad en Toluca capaz de poner orden en ese concurrido cruce la gente tiene que tardar más para circular. Además, en este cruce hay que sumar los vehículos de la escuela Grupo Colegio Mexiquense, donde los propios dueños invaden las banquetas con los vehículos de sus “guarros” y los alumnos invaden los carriles de Heriberto Enríquez que es una de las principales avenidas de la capital mexiquense. Siempre lo he dicho, en la Ciudad de México la gente tuvo que aprender a respetar las principales avenidas y ejes viales, algo que ayuda mucho para evitar el caos y que en el Valle de Toluca tendríamos que imitar, lo anterior para recobrar la movilidad y evitar el tráfico que nos quita mucho tiempo. Así que ojalá el Ayuntamiento de Toluca a través de la policía de tránsito se dé una vuelta en este cruce y sancione a esta bola de gandallas pues ya basta de que aquellos que si respetan el reglamento de tránsito estén jodidos por culpa de la falta de autoridad y de educación de los que se siguen estacionando en lugares prohibíos………….…………...….. Y VA DE CUENTO Una tarde ALDO ADAYA entra en bar y pide una cerveza, el camarero, de nombre SANTIAGO TÉLLEZ se la sirve y le dice: Invita la casa. Se la toma y pide otra, cuando va a pagar, de nuevo le dice el camarero: No, no, invita la casa. - ¿Esta cerveza tampoco me la va a cobrar? - No, ¿Qué más quiere? - Pues póngame un whisky doble. - Tenga, invita la casa, es totalmente gratis. ¿Quiere unas patatas fritas y unos cacahuetes? - Sí, sáqueme también un ron con cola y un aguardiente… - Tenga, todo gratis. - ALDO, antes de irse del bar le dice al camarero: Oiga, este bar es una maravilla ¿Podría hablar con el dueño? A lo que contesta SANTY: No, está en el piso de arriba con mi mujer. - ¿Y qué hace arriba con tu mujer? - Lo mismo que hago yo aquí abajo con su bar………...….….……………. HASTA mañana con más GRILLANDO. Comentarios en Twitter en @pepenader y en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

GRILLANDO 19 11 20

Visto 632 veces
Valora este artículo
(0 votos)
José Elías Nader Mata

Lic. José Elías Nader Mata. 
Director General del periódico El Valle. 
Licenciado en Derecho y Periodismo. 
Especialidades en Comunicación y Mercadotecnia Electoral. 
Académico de la UAEM.
Colaborador de otros medios como Ultra Radio, Quadratín y “Comentando el Futbol” en Univisión TDN y Estadio W, entre otros.

Lo último de José Elías Nader Mata