Publicado en Columnas

“Si permites que una ofensa te dañe, te dañará. Pero si no la permites, la ofensa volverá al lugar donde salió”. Mahatma Gandhi.

Lunes, 09 Marzo 2020 20:46 Escrito por 

Qué ironía de la vida, mientras estoy frente al monitor siempre escucho música, pero al momento de emprender el vuelo para aterrizar mis ideas, llegan a mis entrañas las notas y musicales y letra de “Hombre” de José María Napoleón y vienen como anillo al dedo. Así pues, no utilizaré el tema en boga para parecer ni ruin ni heroico y muchos menos aprovecharme del mismo, ni tirarme al piso para que me levanten, no! lo haré como una amplia y total disculpa al género femenino, para seguir enalteciendo la importancia que tienen.
La contundente muestra de irreverencia contra la lucha por la defensa de género, no debe pasar inadvertida sea donde sea y como sea, esta condición pasa por las mínimas ideas que podemos tener uno u otros, por supuesto, están o estamos quienes pensamos todo lo contrario a la protección y cuidado; en contra parte, también están o estamos aquellos que procuramos, aunque sea en mínima parte, callados e hipócritamente valientes, las condiciones de las mujeres. También, están o estamos los que desmadramos y hacemos añicos sueños, anhelos y situaciones diversas. Estas condiciones no son nuevas, han existido toda la vida y el que hoy tengamos, TODOS, una oportunidad de cambiar el rumbo, es sinónimo de crecimiento y desarrollo, a veces, a menudo, de hacer valer una paz que correspondería a todo el mundo y no ser víctima ni victimario. Insisto, tal vez no tenga las palabras precisas, quizás tampoco mis actos sean considerados como ejemplo, es altamente probable que sea satanizado y hasta juzgado, a menudo, casi siempre a diario hay un “algo” en el aire que denota rechazo, hartazgo, repudio, a lo mejor lástima y compasión, pero sigo creyendo firmemente que el mañana inmediato, lo único seguro en esta vida, será la victoria compartida, porque sí se puede.
Sé que el tema de por sí solo es escabroso y con todas las aristas temibles posibles, pero nada mejor que comenzar por uno mismo. Sí porque también en su momento me convertí en verdugo y abusé y no reparaba y solo mantenía un hilo invisible de impune silencio. Que osadía la mía! No sabía que a partir de ello emprendía la temible enfermedad de violencia, es más, me enfurecía tanto que me dijeran que callar era terror que arropaba más mi caparazón y vaya manera de pagarlo hasta estos días…El hecho de que exprese esto no es más que uno de tantos antecedentes que seguro existen en infinidad de casos, pero que en el propio recala más por poner el dedo en la llaga; basta ya de tanta sobajes y pendejismo, de tanta amargura disfrazada de bienestar y de tanta risa ocultando lágrimas de sangre, que dicho sea de paso esta no debe correr bajo ninguna circunstancia de violencia a cualquier nivel, es momento de cerrar y abrir la brecha para que no se infunda el miedo y no trascienda en agresiones de cualquier índole que nada tienen que ver y mucho menos las tan terroríficas desapariciones, violaciones y/o muertes.
Hoy me gustaría decirte a ti mujer que me lees, que me disculpes por ser como soy, por no corresponder a tu sueño, por violentar con una estupidez cualquier momento, por no protegerte como debería, por no ser del montón y sí en cambio tal vez ser del extenso virus azotador que genera violencia, por esos sueños caídos, por esos desvelos sin ton ni son, por esa hambruna vivida, por esa presión socio familiar, por esos golpes, por esas palabras, por mucho, por nada, por todo…
Ahora mismo tenemos la complicidad de unir esfuerzos como siempre ha sido, solo que se desvirtuó el camino y se volvió sinuoso, situación que nos obliga a todos juntos a redoblar esfuerzos y cuidarnos los unos a los otros, a ser conscientes aunque sea de menos a más para que esto cambie a la brevedad, que nos complemente y nos ayude a apaciguar el infierno que se vive. Replico que no es a todos y desde mi humilde pluma, puedes tacharme de lo que quieras y gustes, pero esto lo hago con toda la intención de que me escuches y sientas esa rabia, coraje, impotencia y que te genere ilusión de que algo bueno debe estar pasando ya!
En fin, si a cualquier nivel de la vida ocurre esto dese hace muchos años, en el deportivo no es la excepción, es más, está considerado como uno de los tres sectores más vulnerados en todo sentido y basta recordar a manera de claridad cómo han sido los casos en casi todos los deportes, extorsiones, violaciones, bajezas, despidos, etcétera, solo quise en esta ocasión hacer una pequeña moción personal y trasladarlo a nuestro entorno deportivo y tratar de ser empático y algo más…ojalá!
Con amor, con paz, con un dejo elevado de esperanza y con una proyección total de una inmensa, total y absoluta disculpa por ti mujer, lo que queda de mi corazón en tus manos…vive y vive bien carajo!!!
Pásenla bien!!!

Visto 1795 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Más en esta categoría: « GRILLANDO PRINCIPIOS »
Pedro Eric Fuentes López

Lic. en Ciencias de la Comunicación por la UAEMEX

Maestro en Gestión Deportiva por la Universidad De LaSalle

Periodista Deportivo en Mexiquense T.V.

Investigador educativo en la Escuela Normal de Educación Física

Colaborador en diferentes medios