Página 4 - El Valle

Versión de HTML Básico

Jueves 13 de Diciembre de 2018
Página 4
EDITORIAL
La Noticia Hecha Periódico El Valle, Año 28, 13
de Diciembre de 2018. Es una publicación diaria
editada por Editorial Sena, S.A. de C.V., calle Joaquín
Fernández de Lizardi No. 408-A, Col. Salvador
Sánchez Colín, C.P. 50150 Toluca, Estado de México,
Teléfonos: (722) 219-0740 y 219-0757, www.
elvallemexico.com.mx , elvallemexico@yahoo.com.
mx, Reserva de Derecho al Uso Exclusivo No. 04-
2014-022810040200-101, otorgado por el Instituto
Nacional del Derecho de Autor, Certificado de Licitud
de Título y Contenido Número 16165, Otorgado por
la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas
Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Editor
Responsable Sergio Antonio Nader Díaz, impreso por
Editorial Sena, S.A. de C.V., calle Joaquín Fernández
de Lizardi No. 408-A, Col. Salvador Sánchez Colín,
C.P. 50150 Toluca, Estado de México, con un tiraje
de 7,000 ejemplares y distribuido por Unión Única de
Voceadores de México, A.C., calle Honduras No. 317,
Col. Américas, C.P. 50140 Toluca, Estado de México.
Queda estrictamente prohibida la reproducción total o
parcial de los contenidos e imágenes de la publicación
sin previa autorización de Editorial Sena, S.A. de C.V.
El cero.
E
n tanto que Europa se man-
tenía sumida en la oscuridad
medieval, los árabes, que
habían heredado el genio
mercantil de los fenicios, desarro-
llaban el comercio en el mar Medi-
terráneo y se establecían en Europa
mediante la conquista de la penín-
sula ibérica. Si nos admiramos de
que cuando los españoles llegaron a
México, aquí no se conocía la rueda,
cuando los árabes llegaron a la pe-
nínsula ibérica, estaban más avanza-
dos en matemáticas que los europeos
y contaban con un sistema de nume-
ración que incluía un número hasta
entonces desconocido, el cero, que
llamaban sifr, la misma palabra que
usaban para denotar «vacío».
Con el tiempo surgió un comercio in-
ternacional en Europa, en el período
previo al Renacimiento los grandes
mercaderes del Mediterráneo pasaron
de ser los árabes a ser los venecianos,
quienes para llevar un procedimiento
contable que permitiera conocer sus
ganancias, crearon el sistema de con-
tabilidad por partida doble que existe
hasta hoy en Occidente. Sin embargo,
debieron establecer antes un sistema
de numeración que les permitiera ha-
cer las operaciones básicas, que aun-
que nos parezca ahora extraño, en su
momento no eran posible realizarse
con los números romanos emplea-
dos hasta entonces, sobre todo por la
inexistencia del cero.
En la India, hacia el siglo V de nues-
tra era, se había adoptado un grafismo
numérico que representaba un hueco o
vacío, simbolizado mediante un pun-
to o un pequeño círculo. Los árabes
se apropiaron de esa idea y crearon el
sifr, que los europeos acogieron de in-
mediato, pues parecía hecho a la me-
dida para satisfacer una necesidad que
el comercio había tornado apremiante.
En cuanto al significado de la palabra
propiamente dicha, se sabe que, en el
siglo XII, Leonardo de Pisa tomó el
sifr de los árabes, dándole el nombre
de zephyrum en bajo latín. En el siglo
XV, el griego Máximo Planudes usaba
la palabra tziphra, de igual origen y
con el mismo significado.
¿Cómo se llegó desde zephyrum hasta
nuestro cero? En español la elimina-
ción de una sílaba intermedia es ajena
al genio fonético de nuestra lengua,
por lo que cabe suponer que la palabra
haya llegado al castellano procedente
del italiano zero, pues en esa lengua
tal desaparición de sílabas intermedias
era común. En cuanto a la tziphra de
Planudes, el otro camino seguido por
zephyrum, si bien llegó a la península
ibérica como cifra, con el significado
de «cero», muy pronto pasó a tener el
sentido de «guarismo»; al igual que en
portugués; en inglés, cipher se puede
usar tanto con el sentido de cero como
con el de guarismo.
Comentarios:
Twitter: @_copitoo
AHORA YA DIRIGENDO LA
CIUDAD DE MEXICO LA NUEVA
JEFA DE LA CIUDAD DE MEXICO
SOLUCIONE DE VERDAD
EL PROBLEMA DE LA BASURA
A
una semana de haber tomado
las riendas la Jefa de Gobier-
no Claudia Sheinbaum tiene
un reto al que se comprome-
tió enfrentar y lo es el de la basura y
que deje de ser el deposito de dese-
chos nuestro territorio mexiquense, ya
que no es nuestro problema.
Hasta que por fin el gobierno del Esta-
do de México escucha el clamor de la
sociedad, la voz ahogada de millones
de ciudadanos que no se merecen un
trato así, por fin se les voltea a ver,
ojalá y no quede solo en ello.
Estoy hablando ilustre lector sobre uno
de los problemones más graves que se
viven en la zona metropolitana del Va-
lle de México, en especial en varios
municipios de nuestra entidad que se
encuentran conurbados con la capital
de los mexicanos, ya que durante dé-
cadas ha sido el basurero pestilente de
siembra de miles de millones de tone-
ladas de desechos que diariamente lle-
gan a depositarse en nuestro territorio,
acarreando problemas infinitos que no
se ven, o mejor dicho las autoridades
no quieren ver, hasta este momento.
El Estado de México ha declarado ce-
rrar las puertas a los tiraderos de ba-
sura de la Ciudad de México, si no se
llega a un serio convenio, y que claro,
los gobernantes de la ciudad de Mé-
xico no pretenden por ningún motivo
firmar, ya que así lo han dicho, por lo
que para gracia de todos los habitantes
de estado de México va a ser una ben-
dición el que se cierren esos tiraderos.
En diciembre del dos mil once se cerró
el llamado “Bordo Poniente”, porque
llegó hasta un tope que más no se le
pucho echar de desechos, hasta el ex-
tremo de que en esa zona oriente co-
menzaron de un día para otro a verse
verdaderas montañas, y lo cito literal,
ya que era tanto el amontonamiento de
desechos, que los apilaban hasta crear
cerros, es común verlos como después
de amontonar todo tipo de porquerías,
les echaban encima tierrita y pasto, al-
gunos hasta zonas de juegos infantiles
tienen y ver la gente ahí es lastimero,
jugando en montones de basura que
ni tienen idea que existen, y solo se
ven por varios lados de dichos cerros
de forma estratégica unas chimeneas
que son las que permiten que la fer-
mentación de esos desechos, de sus
gases por ahí salgan, pero el peligro
es latente, ya que son verdaderas bom-
bas que en cualquier momento pueden
explotar por la concentración de gases
que si no encuentran salida, son capa-
ces de explotar, y esto no es un comen-
tario infundado, tan solo recordemos
hace algunas décadas como calles del
centro de Guadalajara explotaron por
la concentración en el drenaje de la
ciudad de estos gases, y fue como si
estallara un arma letal, pues algo así
puede suceder, y eso claro esta que
tampoco lo dicen.
Y a partir de ese momento, de ese dos
mil once se cerró dicho “centro de
acopio” y se abrieron para acabarla de
amolar, se abrieron cuatro más, aho-
ra dos que son los más grandes en lo
que antaño eran minas de arena y de
grava en el municipio de Ixtapaluca,
en el kilómetro 41 de la autopista de
México a Puebla, uno llamado la ca-
ñada, y otro llamado el milagro [qué
ironía de nombrecito] y otros dos en
los municipios de Cuautitlán Izcalli y
en Chicoloapan.
Se han tenido que conformar soca-
vones con más de sesenta metros de
profundidad en donde se tira porquería
y media, por ejemplo en la cañada en
un área de ochenta hectáreas, que bien
podrían de haberse ocupado para gran-
des beneficios sociales y se convierten
solo en depósitos de desperdicios, ahí
solamente se están utilizado hasta este
momento dos, pero se tiene proyecta-
dos hasta seis que se van a llena, que
pena de esto!, ya que minan la vida de
millones de mexiquenses.
Desde el dos mil once a este prácti-
camente fin del dos mil dieciocho, se
han depositado en nuestra entidad, 17
mil cuatrocientos millones de tonela-
das que se “siembran”, y se dice que si
la cosa sigue de la misma forma has-
ta el dos mil veinte, que solamente es
dentro de cuatro años se puede llegar
a que “resguardemos” veinticinco mil
millones de toneladas de basura, lo
que ya es algo imposible de pretender
seguir sosteniendo.
Nada más para saber la gravedad de
esta situación cabe señalar de que se
reciben “con los brazos abiertos” la
porquería de la ciudad de México dia-
riamente 8 mil toneladas, que se nos
hacen llegar cuatrocientos tráilers, ge-
nerando además en el medio ambiente
9.6 toneladas de CO2 que es lo mismo
que bióxido de carbono, que es vene-
no para la los pulmones y muerte lenta
para millones de personas.
Este es un serio, o mejor dicho severo
problema, ya que pasa de lo ecológico
a más allá como es la salud, como lo
es el veneno de mantos acuíferos y por
ende veneno en cultivos, pésima ca-
lidad del aire, y espacios denigrantes
para el desarrollo humano, de las fa-
milias y por ende de la calidad de vida.
En síntesis ilustre lector, ya basta de
seguir siendo el basurero de los capi-
talinos, ya que mejor pretenden hacer
algo con lo que ellos producen, que no
se metan ni invadan territorios a los
que no tienen que estar molestando, ya
basta de que se sientan que viven en
un territorio federal y por eso tengan
injerencias casi con fuero en otras en-
tidades, ya basta de que sea una ciudad
en la que lo que más prevalece son los
subsidios de parte del gobierno federal
y que pagamos los mexicanos de to-
dos los rincones del paya basta de que
sigan explotando a los demás y como
las demás entidades, se hagan respon-
sables de sus cosas, y ahora con más
propósito, ya no se dicen distrito fe-
deral, ya se dicen Ciudad de México,
por lo mismo deben de ser considera-
dos como una entidad más y resuelvan
ellos sus problemas en síntesis los
mexiquenses no queremos que sigan
aquí trayendo sus desechos, ya basta
de ser un basurero, ojalá y el gobier-
no mexiquense realmente haga lo que
tenga que hacer y respalde el clamor
social y de justicia de los millones de
sus habitantes.
HASTAAQUÍ MIS LINEAS: mi_co-
lumna@yahoo.com.mx
www.elval le.com.mx/desde-la-ba-
rrera
TWITTER: @tubalcain.garza